La escuela de espalda nace de la necesidad de mejorar la calidad de nuestra espalda a través de una buena higiene postural.

¿Cuántas veces nos han dicho “Ponte recto”? En realidad lo que necesitamos es saber cuál es la postura que mi espalda necesita para no lesionarse y cuáles son los músculos que deben ejercitarse para mantener esa postura sin provocar sobrecargas.

Aprenderemos a sentarnos debidamente y a economizar esfuerzos al coger peso etc.

No sólo vamos a centrarnos en la espalda, sino que pondremos el cuerpo a punto para corregir y fortalecer a nivel global nuestro cuerpo.

Por lo tanto, la Escuela de Espalda va dirigida a todos aquellos que en algún momento hayan sufrido dolor de espalda o cuello, a aquellos que pasan muchas horas sentados o a aquellos que realizan esfuerzos repetitivos.

image