28D2D857-9F97-4442-8129-94D4F086F66F

Desde el momento de su nacimiento, el bebé puede sufrir tensiones Miofasciales derivadas de su parto, ya sea por el uso de instrumental (fórceps, ventosa…) por complicación durante el parto, o simplemente por el mero hecho de haber atravesado el canal del parto. Esto puede provocar en el bebé diferentes alteraciones de su sistema gastro-intestinal, del sueño, que esté irritable o irascible…

Te animamos a que realices una revisión de fisioterapia, para eliminar esas tensiones y ayudar al correcto desarrollo de tu bebé.

Por otro lado, los mas pequeños de la casa pueden presentar afecciones tanto congénitas como adquiridas, relacionadas con problemas ortopédicos y neurológicos, como son los trastornos del desarrollo, las enfermedades neuromusculares o las patologías musculo-esqueléticas que pueden limitar su potencial para lograr la independencia en la vida adulta.
Para poder tratar estas afecciones es importante contar con profesionales (fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales) formados en atención temprana que lleven a cabo tratamientos integrales del niño abordando todos los aspectos implicados en el desarrollo infantil.

Si lo que necesitas es información pincha Aquí